Vaticano

El Papa Francisco promulga a Motu Proprio con nuevas leyes de transparencia para el Vaticano

Vaticano, 1 de junio. 20 / 07:53 am (ACI).- Este lunes, El 1 de junio, el Papa Francisco promulgó una carta apostólica en forma de «Motu Proprio» con nuevas directrices y leyes destinadas a aumentar la transparencia, el control y la competencia aplicables a todos los procedimientos relacionados con el Estado de la Ciudad del Vaticano y la Santa Sede, firmada por el Papa Francisco el pasado 19 de mayo y que fue promulgada con la publicación en la página web del diario oficial de la Sede Apostólica, la Románica L’Osservatore.

La mencionada carta apostólica en forma de Motu Proprio del Papa Francisco recuerda la memoria litúrgica de María, Madre de la Iglesia, y también incluye dos documentos legislativos pertinentes que entrarán en vigor en 30 días.

En primer lugar, algunas normas «sobre la transparencia, el control y la competencia de la contratación pública de la Santa Sede y el Estado de la Ciudad del Vaticano» se componen de 86 artículos. Y otro documento compuesto por 12 artículos para «protección judicial en el ámbito de la transparencia, el control y la competencia de la contratación pública para la Santa Sede y el Estado de la Ciudad del Vaticano».

«El documento es fruto del trabajo sinérgico coordinado por la Secretaría de Estado, entre varias entidades de la Curia Romana, entre ellas: el Consejo para la Economía, la Secretaría de Economía, la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA) y la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano», dijo una declaración de la Sala de La Estampilla del Vaticano.

En esta línea, la nota oficial del Vaticano subrayó que «es un código único que excede el reglamento que está actualmente en vigor en algunas realidades individuales y se aplica a todas las entidades que se refieren a la Santa Sede y al Estado de la Ciudad del Vaticano».

Así, la oficina de prensa de Santa Sede subrayó que esta nueva legislación está en línea con la «legislación internacional más avanzada en la materia».

Al mismo tiempo, cabe señalar que «el principio decano del nuevo texto es la diligencia del buen padre de la familia, que quiere una gestión eficaz y ética de sus recursos, lo que al mismo tiempo favorece la transparencia, el control y el trato equitativo de la competencia real entre aquellos que desean establecer una relación económica con los organismos interesados», dijo la nota de la oficina de prensa de la Santa Sede.

Por su parte, el Papa Francisco ha descrito en esta nueva carta apostólica en forma de «Motu Proprio» el objetivo principal de esta nueva legislación que debe aplicarse a la Santa Sede y al Estado de la Ciudad del Vaticano.

«La diligencia del buen padre de la familia es el principio general de máximo respeto, sobre el cual todos los administradores deben cumplir con sus deberes», recordó el Pontífice, quien añadió que «el derecho canónico lo exige explícitamente en relación con los bienes eclesiásticos (Puede. 1284 – 1 CIC), pero por lo general se aplica a cualquier otro administrador», advirtió.

En este sentido, el Santo Padre reconoce que «la economía mundial y el aumento de la interdependencia han puesto desvelado la posibilidad de obtener importantes ahorros de costos como efecto de la operación de múltiples ofertas de bienes y bienes y servicios» y añadió que «tales posibilidades deben utilizarse principalmente en la gestión de bienes públicos, donde la necesidad de una administración fiel y honesta es aún más sentida y urgente, dado que en este contexto el administrador está llamado a asumir la responsabilidad de los intereses de una comunidad, que van mucho más allá de los intereses individuales o que pertenecen a intereses particulares.»

De este modo, el Papa aprobó este conjunto de normas «para promover la transparencia, el control y la competencia en los procedimientos de adjudicación de contratos públicos estipulados por la Santa Sede y el Estado de la Ciudad del Vaticano» para permitir «una gestión más eficaz de los recursos».

«El funcionamiento de todo el sistema será un obstáculo para los acuerdos restrictivos y reducirá en gran medida el peligro de corrupción de aquellos que están llamados a la responsabilidad del gobierno y la gestión de las entidades de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano», escribió el Pontífice en motu proprio.

Por último, el Papa Francisco ha subrayado que «esta nueva legislación, de carácter sustancial, va acompañada de una legislación procesal, destinada a garantizar el apoyo jurídico en caso de controversias relacionadas con los procedimientos de adjudicación de contratos públicos o en relación con las medidas de registro o cancelación del registro de operadores económicos».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *