América

El personal de la multinacional abortista admite que diseminan a bebés que sobreviven al aborto

NUEVA YORK, 2 de julio. 20 / 11:40 am (ACI).- El Centro para el Progreso Médico (CMP) publicó un video el 30 de junio en el que los miembros de la paternidad planeadas en los Estados Unidos (PPFA) admiten bajo juramento que incluso diseccionan a los bebés que sobreviven a un aborto para obtener tejido.

El video muestra a Perrin Larton, Administrador de Procesos de Planned Parenthood, Advanced Bioscience Resources, Inc. (ABR), afirmando que un bebé que sobrevive a un aborto aparece «una vez cada dos meses».

Cuando se le preguntó cómo se obtienen los tejidos, Larton dijo que ‘diseccionamos para obtener los tejidos que los investigadores solicitaron’.

Cuando se le pregunta sobre los latidos del corazón del feto o bebé sobreviviente, un abogado interrumpe y dice que Parton «no es un médico y no está aquí para testificar sobre las condiciones médicas o biológicas del feto cuando se elimina de la madre».

Cuando se le pregunta de nuevo si el bebé tiene o no el latido del corazón, Parton responde que «dependería». Cuando se le pide que especifique su respuesta, admite que «puedo ver corazones que no están en un POC [producto de la concepción] intactos que están latiendo independientemente [sic]».

También apareció en el video del 30 de junio explicando la «viabilidad del feto», la Dra. Deborah Nucatola, ex directora sénior de servicios médicos de Planned Parenthood que se hizo conocida por un video secreto en 2015 en el que explica cómo la organización vende órganos de fetos abortados a un precio «razonable».

«No define esto. La viabilidad es … Bueno, a veces lo defino. Hay muchos criterios que se pueden utilizar para determinar la viabilidad… Depende de dónde trabajes. La viabilidad se determina caso por caso. Se pueden utilizar varias cosas: peso fetal estimado, edad gestacional, salud fetal, disponibilidad de intervenciones», dijo Nucatola, según la plataforma pro-vida Live Action.

Live Action recuerda en una nota que el objetivo del aborto es acabar con la vida de un niño por nacer, por lo que es muy probable que «ningún bebé se considere viable si nace vivo accidentalmente allí [en una clínica de PFFA], independientemente de la edad gestacional, el peso o la salud».

El director del CMP, David Daleiden, preguntó «¿cuánto más permitirán las autoridades públicas a Planned Parenthood y a sus parejas vender niños vivos dentro y fuera del útero y luego repararlos a través de una «cosecha» de órganos?»

Daleiden recordó que las autoridades «ya han procesado a quienes venden partes de águilas. Ciertamente, vender partes del cuerpo humano de un niño con un corazón palpitante es al menos tan grave como un crimen».

Publicado originalmente como ACI Prensa. Traducido y adaptado por Nathália Queiroz.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *