Encabezados

Esta iglesia italiana es una de las más antiguas dedicadas a San Lorenzo

MILAN, 10 de agosto. 20 / 02:07 pm (ACI).- Este lunes, 10 de agosto, la Iglesia celebra San Lorenzo, diácono y mártir, una fiesta celebrada con especial devoción en Milán, donde es una de las basílicas más emblemáticas dedicadas a este santo romano.

La Basílica de San Lorenzo mayor de Milán es una de las iglesias más antiguas de esta ciudad y de toda Italia. El edificio fue construido y modificado en varias ocasiones, aunque conserva el plan desde que se construyó entre 390 y 410.

Junto con las columnas situadas fuera del templo, la Basílica de San Lorenzo es considerado uno de los complejos más grandes de Milán al final del Imperio Romano.

Las dieciséis columnas, de más de 7 metros de altura en mármol de Musso-Olgiasca, fueron erigidas como pórtico de acceso a la iglesia, aunque después de algunas de las reformas posteriores fueron libres.

Debido a un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial en 1943, y las vibraciones causadas por la circulación de vehículos, principalmente tranvia, fue necesario emprender, después de la guerra, un complejo proceso de restauración de las columnas.

Al entrar en la iglesia, lo primero que impresiona al visitante es la inmensa cúpula que cubre la nave central del templo.

Sin embargo, poco queda del edificio cristiano primitivo original. Sólo la capilla de San Aquilino y la capilla de San Hipólito. San Aquilino se convirtió en protector de los transportadores porque fue, según la tradición, uno de los que encontró el cadáver de San Lorenzo y lo transportó a su tumba.

El primer documento referido a San Aquilino es de 1465, cuando se aprobó la hermandad dedicada a él. En 1581 fue proclamado co-patrón de Milán junto con San Carlos Borromeo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *